-

16 ene. 2012

Miley Cyrus: ¡lo hace una vez más...!

Miley Cyrus desde muy pequeña ha estado a la vista del público y entre más crecía su fama, más se conocía cada uno de sus pasos y eso sigue sucediendo hasta el día de hoy.

Eso es una gran ventaja para dar publicidad a la estrella y mantener informados a todos sus fans sobre la vida de su estrella, pero muchas otras veces ha llegado a ser el dolor de cabeza más grande de la estrella, ya que la línea entre el respeto a la vida íntima es muy delgada y frecuentemente se traspasa.

Miley ha llegado a ser una figura tan famosa que muchas veces es fácil olvidar que detrás de la estrella, está una persona normal, que siente, piensa y sufre igual que cualquiera. La diferencia está en que la ex Hannah Montana ha tenido tanto éxito, en su carrera artística que su vida personal siempre va a ser muy atractiva para reporteros y público en general.

Eso tiene que ser muy desgastante y la misma Miley ha pedido una vez más que se respete su vida y a su familia. Miley Cyrus una vez más recuerda a todos, que ella es una persona normal, la cual como todos merece privacidad y su familia mucho más.

Miley tiene un a excelente relación con sus fans a los cuales quiere mucho y les está muy agradecida por todo el apoyo y cariño que le han dado siempre, pero ella necesita desesperadamente tener un poco de respeto a los momentos de su vida que por derecho son solo de ella.

Ella con esta nueva petición de respeto a su vida privada y a la de su familia, se refiere a las veces en las que ella piensa que está viviendo un momento íntimo con su novio Liam Hemsworth, o con alguien de su familia y ni cuenta se da de que una cámara estaba fotografiándola.

Miley Cyrus tiene toda la razón, ella es una estrella que cuando sus fans la encuentran en la calle, es muy amable, ella por naturaleza es sonriente y cariñosa, lo único que pide es un poco de respeto a su vida privada y a la de su familia, si ella logra esta vez que se le haga caso, definitivamente va a estar muy feliz y mucho más relajada.