-

28 ago. 2012

Miley Cyrus come galletas en una casa embrujada

De acuerdo a la revista People, Miley Cyrus y sus amigos entablaron una amistad con una pastelera en la ciudad de Filadelfia en un intento de obtener una probadita de sus galletas y un tour de su casa embrujada.

Ok, estamos bromeando. Pero, ya saben, con todos los rumores circulando sobre Miley supuestamente planeando una cita con Charlie Sheen y que su familia le está preparando una intervención debido a sus problemas con las drogas, pensamos que a nadie le llamaría la atención una historia sobre Miley siendo amable con los lugareños. No, a menos que ella tuviera un motivo ulterior.

La pastelera Carolyn Santamauro, quien vive en Elfreth's Alley en Filadelfia, le explicó a la revista People que convivió con la "absolutamente fabulosa" Miley Cyrus por casualidad el martes.

Ella dijo, "Estaba regresando de la tienda de regalos y vi a una chica que tenía el mismo corte de cabello que Miley... ¡Ella dio la vuelta a la esquina y era ella! Su corte lucía absolutamente fabuloso".

Miley estaba turisteando con sus amigos después de visitar a su prometido Liam Hemsworth en el set de la película "Paranoia" cerca del área y cuando Carolyn les mencionó que su departamento estaba embrujado, todos terminaron dirigiéndose ahí por un tour, ella dijo, "Miley me preguntó si vivía en el barrio y cómo era. Le mencioné que mi departamento estaba embrujado y ella y sus dos amigos querían saber todas las historias de fantasmas. Yo los invité a ver mi casa".

"Yo acababa de hacer una hornada de galletas de limón y no podía dejar pasar la oportunidad de ofrecerle mis productos a Miley. Dylan [el hijo de Carolyn] le explicó todo el proceso de cómo hacer las galletas. Ella le hizo preguntas - la mayoría fueron de '¿cómo hiciste eso?' - y dijo que fue muy lindo".

Esta suena más a la Miley que todos sus fans conocen y adoran - ¡es bueno escuchar que hizo tan buena impresión con los lugareños de Filadelfia! Lo que nunca supimos es si tuvieron algún encuentro con un espíritu durante su estancia. Aunque lo dudamos mucho ya que no creemos que se hubieran tomado el tiempo de posar tan tranquilamente para una foto.