-

9 may. 2012

Miley Cyrus recibe poco apoyo de Hollywood para comedia

LOL, una comedia romántica adolescente con Cyrus en el papel de estudiante confundida por sus sentimientos, se proyectó en 105 salas para un promedio de 440 dólares por copia, el número más bajo entre las películas en cartel actualmente.

Los Vengadores, que se estrenó en 4.349 cines, recaudaron 207,3 millones de dólares -la mayor cifra para una película en Estados Unidos en su primer fin de semana-, lo que le otorgó una media de 46.100 dólares por sala.

“Gracias a todos los que han ido a ver LOL. Es una película que me encantó hacer y de la que me siento orgullosa. Eso es lo que realmente me importa”, escribió Cyrus desde su perfil oficial de Twitter.

La cinta de la directora francesa Lisa Azuelos (en realidad, una versión de la película original que ella misma dirigió), pese a que cuenta con la participación de Demi Moore y Ashley Greene, de la saga Crepúsculo, no dispuso del apoyo de la distribuidora Lionsgate, que apenas ha invertido en material publicitario para difundir el estreno de la cinta.

La película no contó con un preestreno, Cyrus no dio entrevistas para los grandes medios estadounidenses y ni siquiera fue exhibida a los críticos, según recogen varios medios especializados.

Sólo algunos mensajes publicados en portales dedicados a la artista, como mileycyrusworld.org o mileyraycyrus.org, animaban a los espectadores a acudir a los cines para ayudar a que el número de copias en las salas aumentara tras su primer fin de semana en cartel.

Se consideraba que LOL supondría el pase a la madurez artística para Cyrus -ídolo de masas para adolescentes tras su paso por Hannah Montana- y la confirmación de su poder de atracción en taquilla, tras los buenos resultados de The Last Song (2010).

Su próxima cinta es la comedia So Undercover, que llegará a los cines a finales de junio, donde comparte escenas con Joshua Bowman y Jeremy Piven.